15 de junio de 2011

Quien puede vencer al mundo?


    Algunas veces no quisiera uno despertar, no te ha pasado?, que estás cómodo en tu cama, sin ganas de hacer nada, sin fuerzas para luchar con los embates del día?, ves el despertador y quisieras arrojarlo por la ventana, sabes que si no te levantas rápido todo tu día se atrasará, pero realmente no quieres, quieres ignorar que ya amaneció, quieres ignorar que tienes responsabilidades, gente que espera algo de ti este día, cosas que no se van a hacer solas, ves el techo con un ojo cerrado como esperando que aparezca de repente una señal que te diga que te quedes ahí, pero no aparece. 




     Si te has levantado así, sabes que el resto del día va a ser laaaargo, pesado, lleno de
tropiezos, un típico día de pie izquierdo. Por fin te levantas de la cama, das 3 pasos y te golpeas en el dedo del pie con la pata de la cama, mientras das tumbos sobándote el dedo, tiras la canasta de ropa que acababas de doblar el día anterior, llegas al baño y el wc está tapado, el agua caliente no tiene para cuando salir, se te quema el desayuno y tus hijos no quieren despertar tampoco, así que comienzas a gritar, ya no solo tienes desagrado por el día, sino que además estás enojad@, se echan el chocomilk encima del uniforme que por cierto te dió flojera planchar anoche así que tuviste que planchar ahorita con la presión del tiempo. por fin sales de tu casa y el tráfico es insoportable, claro, todos van tarde........................

Sabes? yo tuve muchos de esos días y desde que abría los ojos decía, "no debí haberme levantado hoy" "este es el peor día de mi vida" "hoy va a ser un día espantoso" etc etc. y que crees, quisiera decir que no era así, pero definitivamente ese día era un día espantoso.

Entonces un día en el lugar que Dios me plantó para aprender de su palabra (Casa Apostólica Vida) enseñaron que la fe tiene poder, tanto para lo bueno como para lo malo, y entendí que mi fe estaba siendo utilizada al revés de lo que Dios quería para mi, y comencé a hablar lo contrario. 


En cuanto abro mis ojos, digo, "este va a ser el mejor día de mi vida, Gracias Papá, por esta mañana, por los molestísimos ladridos de mis perros, y por el rayo de sol que antes me molestaba pero hoy se que está aquí para que yo sienta Tu calor, arreglé la pata de mi cama (la fe también necesita acción) guardo la ropa el día que la doblo y si no alcanzo entonces dejo la canasta donde no estorbe, en lugar de levantar a mis hijos con gritos les doy besos, abrazos y pongo música para que su despertar sea armonioso, en fin, los tropiezos no paran, de repente se me vuelve a quemar el desayuno, no falta el día que se tiran el chocomilk encima (siempre es útil tener mandiles) y por supuesto si por algo salgo más tarde de lo que debo el tráfico está espantoso, pero sabes que? descubrí que está en mi hacer mi día bueno o malo, Dios lo hizo bueno para mi, puso todo lo que necesito para tener un excelente día, a las personas para las que necesito ser testimonio de Él, las enseñanzas que quiere que aprenda hoy para crecer más en El, siempre tengo el manual de vida a mi alcance, donde me dice que hacer en cada circunstancia que se me presente, solo debo acudir a Su Palabra, ¿sabías que te dice hasta como sonarte? .... en serio... "Y el que recio se suena las narices sacará sangre" prov 30:33.



En fin, no voy a decir que no tengo días difíciles, tengo muuuchos, pero la diferencia está en cómo tomo yo esos días, "la actitud determina la altitud" (creo que así es la frase, verdad pastora?)

No puedo decirte que no tendrás problemas, dificultades o tristeza, ojalá pudiera, pero es bíblico que en este mundo tendremos todas estas cosas, "En el mundo tendréis aflicción;" Jn 16:33 pero te tengo una BUENA noticia, el mundo ha sido vencido, y aunque pases esta aflicción, antes de darte cuenta llegarás a la segunda parte del verso "pero confiad, yo he vencido al mundo" y si Él venció al mundo y yo puedo hacer cosas mayores a las que Él hizo... "De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre." Jn 14:12.... entonces YO PUEDO VENCER AL MUNDO, te invito a que creas, para que venzamos juntos al mundo. =)


Lo único que necesitas es reconocer a Jesús como el único camino al padre, y confesarlo en voz alta, YO TE CREO JESÚS, CREO QUE VENCISTE AL MUNDO, CREO QUE ESTÁS SENTADO EN EL TRONO, Y QUE YO ESTOY SENTAD@ JUNTAMENTE CONTIGO, PORQUE ERES EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA, TOMA LAS RIENDAS DE MI VIDA, PARA QUE AUNQUE PASE AFLICCIÓN, YO PUEDA VENCER AL MUNDO COMO TU LO HICISTE CUANDO MORISTE EN LA CRUZ Y RESUCITASTE PARA ESTAR SENTADO JUNTO AL PADRE.