24 de enero de 2012

Papá

Hoy es cumpleaños de mi papá, ya no está con nosotros en el mundo, lo extraño, me hace falta...

 Me puedo remontar a los años cuando me llevaba de la mano, cómo se divertía cuando me metían a bañar a la pila en el patio de lavado, que orgulloso estaba de su hija, la mayor, y aunque amaba igual a la bebé en la carriola yo me sentía especial, era su princesa, luego, me ayudaba a entender el porqué mi perro "chavo" se había tenido que ir a un rancho y no con nosotros (aún no estoy segura si realmente lo mandaron allá o murió =S, pero él siempre me confortó, no recuerdo un fin de semana que nos nos llevara a algún lado a mis 3 hermanas y a mi, como le digo a mi hermosa madre amada, no entiendo como lo hacían

Conforme iba creciendo, mi papá iba madurando conmigo, festejó junto con mi mamá mi primer menstruación =/, me aconsejó sobre el noviazgo ¡¡¡ a los 11 años !!!! y me dijo que esperaría hasta los 15 jejejeje, me enseñó a bailar, fue el primero que me llevó a una disco y me enseñó cómo comportarme en una (lo que ahora se podría decir un "antro", los antros eran otro tipo de lugar en aquel tiempo) que el jóven que me sacara a bailar tenía que llevarme de nuevo hasta mi mesa o no era un muchacho digno de merecer mi atención, me enseñó a cuidarme de las bebidas alcohólicas y cómo estas podían traer consecuencias no agradables para mi, me enseñó a coquetear =) cómo usar mi melena para llamar la atención del joven en cuestión, pero darme mi lugar en todo momento.

Cuando comencé a salir con mis amistades y ya no con ellos, mi papá me dijo que probablemente pudiera acerarse a mi alguien con no buenas intenciones e invitarme a consumir algún tipo droga, que no aceptara y que si tenía curiosidad de hacerlo viniera a él, me dijo cada consecuencia y peligro de hacerlo y que si aún así quería probar lo haríamos juntos; no te alteres, a la mejor piensas que mi papá estaba como medio loco, pero sabes? el que me haya hablado con tanta confianza de estas cosas y me dijera ésto puede pasar pero prefiero que lo pases conmigo que en otro lado, me hizo temerle, ojo, no tenerle miedo, sino temer el fallarle, el faltar a su confianza, gran lección que muchos años después me ha ayudado a entender el temor de Dios y cabría decir que pese a que me moví en ambientes donde era muy fácil tener acceso a estas cosas nunca tuve ni siquiera la curiosidad de probar nada de lo que pasara cerca de mi, no estoy diciendo que les digas a tus hijos que prueben drogas juntos ok?? me habló del sexo,  fue mi confidente en muchas cosas y siempre me hizo llegar a la solución yo misma, ponía los pros de un lado, los contras del otro y me decía, bien hija, decide.

Mi padre hizo lo que pudo, (antes de conocer de Dios),  como pensó que era mejor, en mi funcionó; eso no quiere decir que sea así con otros.


 Mi papá fue mi amigo, mi padre, mi apoyo en muchas ocasiones, era la roca en la que yo confiaba en muchos aspectos de mi vida. Creo que tuvo muchas fallas también, el que sea padre y se crea perfecto es un gran mentiroso, pero me enseñó una de las cosas más valiosas de mi vida; MI PADRE ME AMA A PESAR DE MI MISMA.

 No dejo de verme parada sobre los pies de mi padre, dando un paso atrás y un paso adelante mientras mi mamá chifla alguna tonada y mi papá dice un, dos, tres, derecha, derecha, izquierda, atras, adelante, atrás..... siente la música déjate llevar por el ritmo, cierra tus ojos, confía en mi....

 Sabes? Hoy muchos, muchos años después de esa lección de baile no dejo de pensar en cómo influyó el amor de mi papá en que yo pueda entender el amor de Dios para mi, puedo entender cómo Dios me tiene sobre sus pies, cómo al son de un ritmo a veces lento y a veces precipitado, El no permite que yo caiga, cómo, si yo pierdo el equilibrio, El en su poderoso abrazo me levanta en vilo y me vuelve a colocar en posición, susurrando a mi oido, hija mía, princesita hermosa, confía en mi, no te dejaré caer, bailaremos juntos toda la melodía, que segura me sentía en sus brazos, era grande, alto, fuerte, como no confiar en el? así mismo es Dios, grande, poderoso.

He puesto en práctica todo lo que mi padre me enseñó, temo a Dios, no a que me castigue, temo fallar, temo hacer algo que sé que El no quiere, porque las consecuencias me harían daño a mi, entiendo cuando pone lo bueno y lo malo y me dice, escoge pues lo bueno, para que vivan tu y tus generaciones.

 Ya se, a la mejor estás diciendo, no pues que "chido" a ti te tocó un papá bueno, el mio era un mal padre.... bueno, En nosotros recae el enseñar a nuestros hijos cómo amar al Padre, que les estamos enseñando, que les estamos mostrando; mi papá tal vez no fue el mejor papá del mundo, pero fue el mejor papá de MI mundo, tu puedes ser el mejor papá del mundo de tu hij@.

Tal vez tu no entiendas el amor de un padre como el mio, pero sabes algo? Papá Dios, es así, es el mejor Padre y te tengo noticias, también es TU Papá, y te ama, y si se lo permites te subirá a sus pies y te enseñará a bailar, y podrás abrazarte a El, a Su grandeza a Su poder, y no te dejará caer cuando te desequilibres, y te dirá, mi hij@ amad@ confía en mi, te amo, y no hay nada que puedas hacer que impida que Yo te ame; te amo a pesar de ti mism@


 Gracias Nacho Vega,
 por enseñarme el amor de un padre, espero poder dar un poco de lo que tu me diste.