4 de mayo de 2012

ESPERAR ≠ TRISTEZA

Buscando imágenes para mi pasado blog, me topé con que si buscas la palabra "esperando" o "espera", el 60% de las imágenes son de desolación, tristeza, depresión; el 30% son mujeres embarazadas y el 10% restante no vale la pena ni mencionarlo, no hay una imágen que muestre lo que es esperar con paciencia, con ilusión, con expectación, y ésto me resultó muy triste y decepcionante, porque me hizo ver que la gente no sabe esperar en fe, tiene esperanza de microondas, es decir, esperan durante 2 minutos, y si no ven lo que quieren, dejan de creer y buscan una nueva esperanza fugaz.

Cuantas veces no has visto que alguien llega super emocionado creyendo por algo, y la siguiente vez que lo ves te dice que "ps es que lo más seguro es que Dios no quiso" o "pues estoy pasando por la prueba, a veeer si Dios lo permite"


Es por esto que cuando alguien dice, tienes que esperar, o ten paciencia, el ánimo se cae al piso, y hemos aprendido a que esperar es sinónimo de "olvidalo", y cada minuto que pasa se hace eterno y cada día nos acercamos más al "seguramente Dios no quiso" hemos aprendido a esperar buscando otra opción, por si acaso las cosas no se dan. o como diría mi suegra, el perdido a todas va, o si no es Juana es Chana, y buscamos respuestas en todos lados, mientras no signifique esperar, lo que sea es bueno.



En los últimos tiempos he entendido el significado de esperar, de tener paciencia, en fe, en gozo. Hace algún tiempo acostumbraba decir, Señor, te pido ................, pero si no es tu voluntad dame entendimiento para buscar lo que sea mejor para mi (claro que internamente mangos que quieres "buscar" algo mejor, quieres lo que estás pidiendo, si no, no lo pedirías verdad?) bueno, la cosa aquí es la siguiente, primero busca cual es la voluntad de Dios, es decir, es obvio que si le pides que haga que tu suegra ruede por las escaleras pues no va a pasar verdad?, (gracias Dios por mi suegra que no entra en este ejemplo) o que hacienda no te caiga con una auditoría, etc...la voluntad de Dios siempre tendrá que ver con bendición no solo para ti, sino para otros, lo que quiero decir es, que si pides algo, preguntate si cuando lo tengas bendecirás a alguien más, si pides sanidad, podrás moverte mejor para servir, si pides cancelación de deudas, podrás usar parte de lo que te ahorrarás para sembrar, si pides novio, podrán compartir de Dios a otros, si pides carro, dale "rait" a alguien, etc. etc. Cuando lo que estás pidiendo tiene un propósito de bendición, puedes estar segur@ que ES la voluntad de Dios que lo obtengas y con esta certeza, sabrás que El te lo va a hacer llegar.

Juan 15:16
No me eligieron ustedes a mí, sino que yo los elegí a ustedes, y los he puesto para que vayan y lleven fruto, y que ese fruto permanezca; para que TODO (y como dicen mis maestros, todo, en el original griego quiere decir TODO)  lo que pidan al Padre en mi nombre, Él se los lo dé.









Hoy he aprendido a esperar en gozo, no digo que algunas veces no me entra la desesperación, la premura; pero ya no he vuelto a dudar o a cancelar mi pedido, como nos enseñaba mi maestro Wilmer. Creer con fe es como comprar en mercado libre (goooool), tu haces tu pedido y sabes que va a llegar, ya checaste la calificación del vendedor, simplemente esperas, y no esperas tristiando por los rincones ni quejándote con todo el mundo "pues pedí un producto pero, a veeeer si es su voluntad mandarlo"; estás emocionad@ brincas cada que tocan la puerta, YA LO PAGASTE, es un hecho que te va a llegar, pues te tengo una buena noticia, tu pedido al "mercado de fe" YA ESTÁ PAGADO, y lo mejor es que ni siquiera lo pagaste tu, la tarjeta que aprobaron fue la de SR. Jesús Rey de reyes. vigencia: muerte de Cristo a eternidad, saldo a favor: infinito.




Pero por piedad no hables al día siguiente a la paquetería a decir; "no, pues como no llegó el paquete, yo creo que no era lo mejor para mi", porque te aseguro que el gerente le va a llamar al repartidor y le va a decir que se regrese con el pedido porque no es seguro que lo quieras, y puedes pasar años pidiendo y cancelando el pedido y el repartidor yendo y viniendo con el paquete, a la mejor estaba por tocar a tu puerta y llamaste a la oficina para decir, pues como no llegó a las 2 segurito que no era para mi, y al muchachito no le quedó más remedio que volverse con el. 





Mantente firme, aunque te digan terc@, una amiguita muy amada me dijo una vez, Ale eres una mujer aferrada, con una terquedad bendecida, cuando Dios me ha dicho que me va a mandar mi pedido le creo y me aferro a ello, y que me digan pediche, enfadosa, convenenciera, terca, ilusa, etc etc etc. Yo le creo, si El dijo El hace, y hablo todos los días a la paquetería a recordarles que aún está pendiente de entregar ese paquete. 



Tengo ese derecho, costó la sangre de alguien. Está firmado con Su nombre                                 Mateo 21:22,Marcos 11:24,Juan 14:13,Juan 14:14,Juan 16:23






Te invito a que a partir de ahora, esperes expectante, gozos@, declarando y creyendo que el paquete está a punto de llegar a tu puerta, no esperes con duda o con tristeza, no desfallezcas, se paciente, perseverante, habla a la paquetería del cielo cada mañana, tarde y noche, recuerda a los ángeles que Dios ya mandó el pedido que se apuren a traerlo, siembra por el, decreta su llegada, confía no ciegamente, sino como se debe, con la certeza de lo que esperas, con la convicción de que viene lo que aún no ves.